“Regulación – Conflictuación Del Estado En La Criptografía”

A lo largo de los años estas populares “moneditas” fueron revalorizándose y siendo adoptadas por las masas. Este hito fue provocado por los beneficios de esta tecnología, entre el anonimato y la eficiencia, cautivaron la atención de no sólo las personas de a pie, sino además de empresas y ahora también países.

Así fue el caso de El salvador, primer país en adoptar a Bitcoin, el criptoactivo más popular (y de mayor capitalización bursátil), como moneda de curso legal. Esto implica varias cuestiones:

·       Comercio internacional mediante transacciones de criptoactivos (eliminación del sistema SWIFT).

·       Colateralización de la economía y los depósitos mediante criptoactivos.

·       Pago de pasivos corrientes mediante criptoactivos (Por ej: sueldos públicos).

·       Comercio interno mediante el pago con criptoactivos.

El salvador ya ha emitido bonos gubernamentales respaldados en #Bitcoin.

Prácticamente la economía entera se desarrollaría en base a la cotización de los mismos en vez del dinero fiduciario que vemos hoy en día con el dinero emitido por los bancos centrales. Esto es llamado en el espacio criptográfico como “hiperbitcoinizacion”.

“Las criptomonedas serán el mecanismo perfecto de comerciarían debido a su trazabilidad; superarán al banco y el efectivo FIAT” Andrés Salamone, Fundador de Córdoba Bitcoin.

Rusia planea establecer a #Bitcoin como moneda de curso legal, eludiendo así las restricciones económicas de E.E.U.U.

¿Por qué un Estado querría una regulación del ecosistema de criptoactivos?

El FMI sostiene que los criptoactivos son usados para lavado de dinero y terrorismo. Que debería regular esta actividad para evitar que sean usados para estos hechos.

Sin embargo, esto no es ni cerca de ser así. Menos del 5% del volumen de criptoactivos es utilizado para operaciones ilícitas, no tienen siquiera la liquidez necesaria para esto. Son los bancos los instrumentos mayormente utilizados para actos ilícitos como ocurrió con Dukascopy, el banco suizo que fue allanado por manejar fondos rusos de manera informal tras el ataque a Ucrania.

Por lo tanto, la única y mera razón de una #regulación agresiva de este espacio vendría por parte de la fiscalización de la actividad y no tanto por “riesgos de actos ilícitos”.

Ilustración 1- Deuda China

La situación de la deuda es similar en todos los países del mundo, sólo china tiene una deuda del 335% del PBI. Si consideramos esta problemática y la visión negativa hacia los impuestos a nivel global, nadie quiere pagar más. Podríamos esperar que haya un uso de las criptomonedas para poder aumentar la recaudación, la cual seria útil para reducir esta deuda (o seguir expandiéndola sin riesgo de default), mediante la digitalización de la economía sumergida.

La economía sumergida es conocida técnicamente como la “economía de las calles” o “economía informal”. El promedio mundial de la misma ronda el 20%, en Argentina la misma ronda entre un 40-50% de la economía total. Es la única manera de vivir para algunos.

Ilustración 2 – curva de Laffer

En economía es utilizado el concepto de la curva de Laffer para explicar el fenómeno argentino. Mientras mayor sea la tasa a pagar, mayor será el incentivo para evadir (o visto de otra manera, el ciudadano de a pie si paga tal cantidad de impuestos, no podrá comer). Por eso vemos una elevada tasa de informalidad en argentina en relacion a otros paises.

¿Te gustaría aprender más sobre estos temas? Ingresá acá y enterate de las distintos cursos que ofrece nuestra academia.

Implementación de estas políticas en el país

Argentina, dada su condición de morosidad perpetua y su elevada tasa de informalidad, ha sido espectador de un aumento exponencial en cuanto a la adopción de las criptomonedas, buscando sus ciudadanos alguna forma de poder comercializar bienes y servicios sin pasar por el fisco.

Ante esta condición, hoy en día, Argentina está siendo el ratón de laboratorio de los países centrales acerca de cómo sería una implementación de medidas regulatorias y cual seria el impacto de estas, para luego ellos implementarlas sin impacto económico negativo.

Por el momento, no existe una #regulación “específica” que abarque a las criptomonedas. Sí diferentes resoluciones de organismos públicos para encuadrarlas:

·       Unidad de Información Financiera (UIF): en la resolución 300/2014 define como “monedas virtuales” a una “representación digital de valor de intercambio y/o reserva, que no tiene curso legal”.

·       Banco Central: remarca que no son de curso legal, al no ser emitidas por el organismo. Entidades y emisoras de tarjetas deben tener conformidad previa del BCRA para operar con criptoactivos.

·       AFIP: en 2019 dispuso que las casas de cambio de criptomonedas deberán informar mensualmente sobre las operaciones y datos de sus usuarios.

No hay texto alternativo para esta imagen

Ilustración 3 – esfuerzo fiscal vs. presión fiscal

Generalmente se suele comparar lo que se cobra (también llamado presión fiscal) y no realmente lo que el ciudadano puede pagar (también llamado esfuerzo fiscal), con el fin de poder justificar aumentar impuestos, sin pensar en lo que realmente podrían llegar a pagar los habitantes.

No hay texto alternativo para esta imagen
No hay texto alternativo para esta imagen
No hay texto alternativo para esta imagen
No hay texto alternativo para esta imagen
No hay texto alternativo para esta imagen

Sabiendo que Alemania tiene una presión fiscal del 41%, podemos ver lo que se explicaba anteriormente. Si bien Argentina tiene una presión fiscal menor a la de Alemania, aquí deberíamos tener un poder adquisitivo mayor al actual para poder aguantar esa presión fiscal. O en su defecto, bajarla a un 11% para realmente estar hablando de igual a igual, en relación a lo que pagan los alemanes y tener su nivel de ahorro.

Conclusión

Podemos ver como la intención real tras esta digitalización resulta en un intento de aumentar la recaudación sin la imagen negativa que supone decir “aumento de impuestos”. Con la economía totalmente digitalizada, la economía sumergida (informal) deja de ser posible, con lo cual se cobrarían la totalidad de impuestos existentes. Pasando a tener una presion fiscal del 29% en vez de una presion fiscal virtual de 13% como la tenemos ahora.

Habrá que ver si realmente Argentina puede pagar esa tasa de impuestos. El resultado de esto devengará en dos posibles destinos:

a)     Ante la presión social, habrá una reducción sin precedentes del gasto público (ajuste).

b)     Aumento significativo de la pobreza debido a que el coste de vida se encarecerá y no todo el mundo podrá pagar el nivel que venia teniendo, teniendo que bajar a estratos inferiores de estilos de vida.

Instructores de la academia de CBA Crypto Trading

Miembros de la comunidad de Córdoba Bitcoin

Matías Colloso

Bruno Casali

5 Comments.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.